04 mayo 2016

Reseña: El aprendiz




Título: El aprendiz
Saga: La leyenda del hechicero, #1
Autor: Taran Matharu
Editorial: Planeta
Páginas: 496
Año: 2016
Precio: 17.90€
Edición: Tapa dura con sobrecubierta
Fletcher cree que nunca será más que un simple herrero. Fue abandonado de niño a las puertas de Pelt y ha vivido desde entonces en casa de Berdon, quien le ha formado en el arte de la forja. Sin embargo, su suerte cambia el día que descubre que tiene el poder de invocar a demonios de otro mundo, una habilidad rara que generalmente está reservada a la nobleza. Cuando huye de su aldea acusado de un delito que no ha cometido, se traslada a la Academia Vocans, donde se entrenará para explotar su poder, convertirse en un buen hechicero y guiar a las fuerzas del Imperio de Hominum en la guerra contra los orcos. La competencia entre los alumnos será de lo más dura, y Fletcher tendrá que aprender la técnica y prepararse para los futuros peligros junto con Ignatius, su demonio. El tiempo apremia, los orcos avanzan y los aprendices pueden encontrarse en el campo de batalla en cualquier momento...

 

Hace ya unos cuantos meses que supe de este libro en inglés y me llamó la atención de forma increíble, en cuanto supe que se publicaba en español, casi di saltitos de alegría porque no creía que fuera a suceder. En principio iba a publicarse en octubre del año pasado, pero la editorial decidió retrasar la fecha unos meses, aunque no sin antes ofrecerse a enviarme un ejemplar en cuanto saliese. Para mi sorpresa, llegó incluso antes de eso, recibí una copia avanzada y tuve la oportunidad de leerlo antes de que llegase a las librerías, por lo que no puedo estar más contenta al respecto.

En este caso, el protagonista es Fletcher, un adolescente que fue abandonado cuando era un bebé y que ha sido criado en un aldea a manos de un herrero, por lo que desde pequeño ha aprendido ese oficio. Cuando parece que su única preocupación es conseguir dinero con las presas que caza y evitar pelearse con el matón del lugar, acaba invocando a un demonio que supuestamente no podía conjurar, lo que desemboca en una serie de acontecimientos que le obligan a escapar de su hogar y, casi sin saber cómo, acabar en una academia de magia.

Si algo me ha gustado especialmente es que el autor ha sabido desarrollar muy bien la idea de la novela, lo cual tiene bastante mérito considerando que es su primera publicación y de un género que no es precisamente sencillo. Un punto muy destacable es el tema de los demonios: cada personaje posee uno que pueden variar tanto en raza como en nivel, por lo que nos encontramos con animalillos de apariencia y cualidades muy diferentes. Además, están conectados entre ellos, lo que hace que su "manejo" sea bastante curioso. Por otro lado, cómo se canaliza la magia y su manera de realizar conjuros me ha resultado muy interesante, ya que no es todo tan sencillo como se pinta a veces; no se trata de pensar en algo y ya tenerlo hecho, hay unos pasos para llegar a ello.

Sobre los personajes no quiero comentar demasiado, tenemos humanos, elfos, enanos y orcos. En el mundo en el que viven se han librado varias guerras y el tema del racismo (así como la jerarquía social) está a la orden del día, por lo que algunos de ellos no tienen nada fácil el hecho de relacionarse o simplemente salir a la calle, lo que hace que muchas veces no se piense con claridad quién es realmente el culpable de todo esto. El protagonista me ha gustado bastante, es una persona que de repente se ve metida en un mundo prácticamente desconocido, sin ningún conocimiento o entrenamiento en la magia o en la lucha y, aunque obviamente tiene que destacar en ciertos aspectos, tampoco se lo van a poner fácil y eso se nota. Sobre los secundarios... hay variedad dónde escoger, desde el típico niñato noble que se cree mejor que nadie, hasta el peculiar y fiel compañero, pasando por alguno que no se sabe bien de qué lado está y algún que otro adulto que complicará a fondo las cosas.

Los capítulos son bastante breves y la narración muy ágil, por lo que la lectura no se hace para nada pesada. Quizá me ha faltado un poco para acabar de encandilarme, pero sin duda ha tenido muchos elementos que me han encantado. El final literalmente me dejó con la boca abierta y diciendo: ¡noooo!, porque queda totalmente en el aire y da pie a una segunda parte que tiene una pinta maravillosa. No me cabe la menor duda de que en los siguientes libros la cosa mejorará y se sacará mucho más partido al tema de los demonios y las batallas. No sé si el ejemplar final lo incluye, pero me hicieron llegar unas cartas de varios de los personajes (con imagen, nivel y tipo de demonio), las cuales me parecen una combinación perfecta para este tipo de novela.

En conclusión: El aprendiz es la primera parte de una trilogía llena de magia, odio, disputas y personajes con demonios de lo más variopintos. Con una narración ligera, capítulos cortos y un final que deja con unas ganas increíbles de continuar con esta historia. ¡Necesito más!