24 abril 2015

Reseña: Prohibido




Título: Prohibido
Autora:
Tabitha Suzuma

Editorial: Oz
Páginas: 384
Año: 2013
Precio: 17.90€
Edición: Tapa blanda con solapas
Es un amor prohibido,
y si los descubren no habrá final feliz

Lochan y Maya siempre se han sentido más amigos que hermanos. Ante la incapacidad de cuidarlos de su madre alcohólica y la ausencia de un padre que los abandonó, los dos jóvenes deben hacerse cargo de sus tres hermanos menores y esconder su situación a los servicios sociales, porque ninguno de los dos es mayor de edad.

La responsabilidad que comparten y las dificultades a las que se enfrentan les unen, hasta empujarlos a enamorarse. Ambos saben que su relación está mal y que no debe continuar, pero al mismo tiempo no pueden controlar sus emociones y la atracción que los domina. 


Este es uno de esos libros que ha dado mucho que hablar alrededor del mundo; algunos lo han catalogado de bazofia, pero a muchos otros les ha parecido increíble. Yo no sabía muy bien qué esperarme, pero creí que lo mejor era ir con la mente abierta.

Los protagonistas son Lochan y Maya, dos hermanos adolescentes que tienen una vida bastante complicada. Su padre los ha abandonado y su madre se desentiende cada vez más de la familia, llegando incluso a pasar semanas fuera de casa y negándose a darles dinero. El problema más grande es que no están ellos dos solos, sino que tienen tres hermanos pequeños a los que cuidar y mantener. Ellos dos siempre han estado muy unidos, como si fueran mejores amigos, y la situación se empieza a volver realmente extraña.

Como dije anteriormente, es una historia que hay que leer sin prejuicios y, aunque en general soy una persona bastante abierta, tengo que reconocer que me he pasado todo el libro sin saber muy bien qué sentir. Desde un primer momento tuve una mezcla de comprensión y repulsión, como si no pudiera tirar hacia un solo bando. En parte entendía que ambos se han criado más como amigos que como hermanos y que el hecho de tener que cuidar de tres niños casi como si fueran sus propios padres... hace que la situación sea ligeramente más comprensible.

Aun así, no puedo evitar que se me haga demasiado raro pensar en dos hermanos actuando de ese modo, sitiendo eso el uno por el otro. Y lo más extraño es que durante la novela a veces cuesta ver que son familiares directos, quiero decir, tal y cómo describen su relación en ocasiones (y sumando el hecho de que no somos testigos desde su infancia hasta ahora), bien podrían pasar como buenos amigos. Supongo que esto hace que las cosas se vean de un modo más creíble: al no poder vivir con ellos desde su niñez hasta su adolescencia, no somos tan conscientes de la relación familiar que mantienen. Pero, claro, si nos ponemos a pensar en ellos seriamente... es cuando no podemos evitar sentir asco al respecto.

Una cosa que me ha gustado muchísimo es la forma de escribir de la autora. No es un libro muy extenso, aunque tiene la letra un pelín pequeña y no demasiados diálogos, pero está narrando de forma muy ágil y comprensiva. No sabría explicarlo bien, pero a mí me ha parecido que está escrito de manera que nos sea sencillo empatizar con los personajes, como si sus sentimientos consiguieran mostrarse de forma creíble.

Por otro lado, entiendo que los protagonistas viven una situación complicada, entiendo que estar a cargo de una familia es difícil, y puede que incluso pudiera llegar a entender el sentimiento de ambos, ya que dada su situación... bueno, que se puede llegar a comprender (aunque a la vez no pueda evitar pensar que si realmente los conociera, sería casi inevitable mi desaprobación). Lo que no entiendo es el hecho de "dar rienda suelta a su pasión". Quiero decir, ambos saben que es peligroso, que no puede ser, y entiendo que les sea difícil no llegar a hacer nada, no tener un beso, no tener un abrazo, sé que esas cosas pasan casi sin quererlas. Lo que no me ha gustado ha sido que no hayan sido capaces de controlarse más allá, que no se pusieran un límite, que no cortasen esa situación hasta que al menos fueran mayores de edad. Creo que se podían haber hecho mejor las cosas, que sería difícil, pero que se podría haber sido mucho más cuidadoso con la situación.

La verdad es que no sé muy bien qué pensar de toda esta historia. Me ha resultado muy original, no es un tema que se suela leer y la pluma de la autora me ha gustado mucho, así como que se atreviese a escribir una novela de este tipo y que a su vez consiguiera que no fuera demasiado complicado meterse en la piel de los personajes. No puedo decir que me haya resultado maravillosa, porque hay cosas que, aun llegando a entender esos sentimientos, yo no haría de esa manera, no arriesgaría tanto. Por otro lado, el final me lo esperaba bastante, no exactamente cómo ocurrió, pero sí me hacía una idea de por dónde iba a tirar el asunto. No me ha gustado, pero tampoco se me ocurría otro tipo de solución, visto el panorama.

En conclusión: Prohibido es una historia muy dura y difícil de entender, que se debe leer con la mente muy abierta y que, desde luego, no está destinada a todo el mundo. Reconozco que, aunque no me ha parecido un mal argumento, la narración de la autora ha tenido mucho que ver para que me gustase como lo hizo.

4 comentarios:

Espe dijo...

Le tengo muchas ganas a este libro, gracias por la reseña.
Un beso

Cris dijo...

Puff, a mi lo que más me impacto fue el final no me lo esperaba para nada :S
Yo opino como tu, durante la lectura no sabes mucho si "aceptar" o no la relación de los protagonistas, pero la autora lo describe todo de tal forma que es imposible no comprender y empatizar con los sentimientos de ambos.

dijo...

Empecé a leerlo y la verdad es que es extraño por el tema que trata, pero me gustó mucho como estaba escrito^^

Saludos.

Seveth dijo...

¡Hola!
No conocía tu blog pero me quedo por aquí.
La verdad es que yo no creo que llegue a leer éste libro. Entiendo que hay que leerlo con la mente abierta y creo que no seré capaz. Me resultará repulsivo. Todo lo que sea relaciones de ese tipo entre familiares... es que no puedo.
Besos!