16 abril 2015

Reseña: El diario de Suzanne




Título: El diario de Suzanne
Autor: James Patterson
Editorial:
Diagonal

Páginas:
256
Año: 2001
Precio:
16.53€
Edición:
Tapa dura con sobrecubierta
Katie Wilkinson, editora neoyorkina, finalmente ha encontrado al hombre de su vida: Matt se gana la vida arreglando cosas, lee Moby Dick, escribe poemas y además tiene una manera heterodoxa de enfrentarse a la vida. En definitiva, todo lo que Katie había deseado de un compañero.

Pero un día, sin explicación alguna, él desaparece de su vida, dejando atrás como único recuerdo un diario. El diario es una carta de amor de una mujer llamada Suzanne dirigida a su hijo Nicholas. Katie, reticente a leer el diario, acaba sumergiéndose en la lectura del conmovedor diario de Suzanne.


Hace unos cuantos años, allá por 2011, en una de mis primeras visitas a mi tienda de segunda mano habitual, encontré este libro a unos dos euros. Me llamó la atención porque estaba sin sobrecubierta y lo único que podía saber de él era el título, así que me lo llevé sin saber su sinopsis ni nada por estilo. Lo leí ese año y me marcó bastante, por lo que este año quise volver a leerlo para comprobar si seguía sintiendo lo mismo que por aquel entonces.

En este caso, la protagonista es Katie, una chica a la que parece irle muy bien en el amor, cree que pronto se va a casar con su pareja y que todo les irá estupendamente, hasta que un día él decide dejarla sin darle explicaciones. Al poco tiempo, ella recibe un diario en su casa que tiene la clave de todo.

Ese diario está escrito por la ex mujer de Matt, Suzanne, y está destinado al hijo de ambos, Nicholas. En un principio esto puede parecer que no tiene demasiado sentido, pero poco a poco nos vamos dando cuenta de todo lo que esconde detrás.

En esta segunda relectura, tengo que reconocer que no he podido evitar que todo me resultase muy ñoño, pero claro, estamos hablando de una madre completamente embelesada con su hijo y su esposo. Dejando esto de lado, la historia es muy tierna a la par que dura y me ha gustado la sensación de que nosotros mismos vamos conociendo todo al mismo ritmo que la protagonista.

Como he dicho antes, contiene partes muy duras, así que si sois sensiblones, os recomiendo tener pañuelos a mano. Aunque yo recordaba bastante bien lo que sucedía y, por lo tanto, el punto fuerte no me pilló por sorpresa, no puedo negar que aun así he sufrido mucho leyendo este libro. No sé cómo, pero el autor ha conseguido que tuviera los sentimientos a flor de piel y he acabado soltando unos cuantos lagrimones.

En su primera lectura no dudé en puntuarla con un cinco, pero en este caso lo cierto es que me he quedado muy desconcertada en ese aspecto. Es una historia corta, se lee rápido y no tiene mucha chicha ni nada espectacular que ofrecer, pero a la vez sabe calar hondo y creo que eso no lo consigue cualquiera. Hoy en día no sabría bien qué nota darle, por lo que creo que lo mejor es dejarle la que le puse hace unos años.

En conclusión: El diario de Suzanne es una novela muy poco conocida en nuestro idioma, pero que creo que merece la pena leer. Si os gustan los dramas y tenéis intención de echarlos unas cuantas lagrimitas con una historia dura a la par que emotiva, os recomiendo que le deis una oportunidad. 


1 comentario:

MyuMyu dijo...

¡Hola!
Yo no lo conocía y tiene una pinta estupenda. Me gustaría mucho leerlo, pienso que merece una oportunidad :D
¡Besos!