26 enero 2015

Reseña: Ready player one



Título: Ready player one
Autor: Ernest Cline
Editorial: Ediciones B
Páginas: 464
Año: 2011
Precio: 18.00€
Edición: Tapa blanda con solapas
Estamos en el año 2044 y, como el resto de la humanidad, Wade Watts prefiere mil veces el videojuego de OASIS al cada vez más sombrío mundo real. Se afirma que esconde las piezas de un rompecabezas diabólico cuya resolución conduce a una fortuna incalculable. Durante años, millones de humanos han intentado dar con ellas, sin éxito. De repente, Wade logra resolver el primero rompecabezas del premio, y a partir de ese momento debe competir contra miles de jugadores para conseguir el trofeo. La única forma de sobrevivir es ganar.


No exagero si os digo que hace años que quería tener este libro en mis manos y lo cierto es que me arrepiento de no haberlo leído antes, pero entre que es difícil de encontrar y que siempre que lo hacía estaba en muy mal estado... la cosa se fue retrasando hasta que hace poco pude hacerme con él y no quise retrasar su lectura.

Wade es un adolescente que, como muchas otras personas, solo se siente seguro dentro de Oasis. Oasis comenzó siendo un videojuego, pero llegó a tal punto de desarrollo que acabó convirtiéndose en una realidad virtual donde podías ir a clase, a trabajar, etc. La gente se acostumbró a utilizarlo como medio de vida y, aunque la vida ahí fuera seguía existiendo, muchos pasaban la mayor parte de su tiempo metidos en esa otra realidad. Pasados los años, el fundador de dicho juego fallece y, como no tiene ningún heredero, decide dejar toda su herencia a aquel que resuelva el gran acertijo que él mismo ha planteado y que se esconde dentro de ese gran mundo. 

Tanto Wade como muchos otros, admiran tanto a ese hombre que han pasado años analizando su vida y aficiones, viendo sus películas y series favoritas, jugando a sus videojuegos preferidos y escuchando los grupos que más le gustaban. Pero no una o dos veces, algunos, como él, llegan a tal punto que saben prácticamente todo acerca de ello, desde diálogos, a trucos y curiosidades. Los años pasan y nadie consigue encontrar el tesoro, hasta que, casi de casualidad, nuestro protagonista da con la clave del primer enigma. Eso sí, a partir de entonces, su vida (y no solo la de su avatar) correrá un gran peligro.

¿Os gustan los juegos de rol? ¿Los videojuegos? ¿Las peliculas de ciencia-ficción? ¿La música? ¿Los 80 en general? Entonces, sin ninguna duda, os gustará este libro. Yo diría que, básicamente, está destinado a frikazos, a esos que nos sentimos identificados con las máquinas de marcianitos y las espadas láser. Ciertamente, reconozco que yo nací en el 90 y que ha habido ciertas cosillas que no conocía demasiado bien o que no me sonaban. Si habéis nacido por aquella época, seguramente podréis sentiros más identificados. Aun así, esto no ha sido para nada un impedimento a la hora de disfrutar de esta novela. Es más, puedo deciros que, sin duda, se ha convertido en uno de mis libros favoritos y hoy en día lo encuentro increíble, me ha gustado todo. Si bien es cierto que el principio es ligeramente lento, ya que es donde se realiza la introducción a todo ese mundo, después es un no parar. 

No sé cuánto tiempo ha tardado el autor en escribir esta historia, pero sí sé que es su primera novela y que es una auténtica pasada. Creo que ha sabido organizarse muy bien, que ha tenido las ideas muy claras a la hora de escribirlo todo y que, a su vez, ha podido introducir gran parte de él y de sus aficiones de un modo que me ha encantado. Nunca me había encontrado con una novela de este tipo, tan llena de fantasía y a la vez tan real. Ubicada en el año 2044, no queda demasiado lejos de donde estamos ahora y para mí ha sido realmente sencillo meterme de lleno en ese gran juego de rol interactivo.

Obviamente, si no os gustan este tipo de cosas, no creo que os entusiasme demasiado esta historia. La trama está casi totalmente centrada en el acertijo, cual juego de rol auténtico, y en todo momento parece que tú mismo estás formando parte de un videojuego. Si sois reacios a este tipo de cosas, no considero que la trama vaya a aportaros mucho más. En cambio, si os va ese rollito, es probable que encontréis en este libro algo genial.

En conclusión: Ready player one es una novela que me ha sorprendido muchísimo, dedicada a todos los amantes de la ciencia-ficción y los videojuegos. Sin duda, pasa a formar parte de mis indispensables (y porque no puedo hacerle un altar, que sino...).


1 comentario:

Arila dijo...

A mí me encantó la historia pero siento que me perdí muchas de las referencias, no tengo mucha cultura de esa época y sobre todo nada de videojuegos... pero aún así lo disfruté un montón! Un beso!