26 febrero 2014

Reseña: El encanto del cuervo





Título: El encanto del cuervo
Autora: María Martínez
Editorial: Ediciones B
Páginas: 448
Año: 2013
Precio: 16.00€
Edición: Tapa blanda con solapas
A sus diecisiete años, Abby ha experimentado el mayor sufrimiento: su madre ha muerto en un terrible accidente de tráfico al que ella ha sobrevivido. Así, su vida cambia por completo. Acogida por un extraño hombre que dice ser su padre, Abby cree haber encontrado la vida que durante mucho tiempo ha deseado, con amigos, familia y un lugar al que pertenecer. Pero este nuevo mundo quizá no sea tan idílico como ella cree. Hay algo en quienes la rodean que le hace desconfiar, la atormentan, cada vez más, terribles pesadillas, y esa sensación de ser observada amenaza con volverla loca. El peligro está aterradoramente cerca y acecha como la sombra de un cuervo en la oscuridad. Todo parece girar en torno al atractivo e irritante Nathan, un chico enigmático junto al que descubrirá la verdad, conocerá el pasado y hará frente a un destino implacable que viene a cobrarse promesas hechas hace siglos.

   

Puede que este no fuera un libro en el que me hubiera fijado si no hubiera leído tan buenas críticas sobre él. Cuando lo hice, investigué un poco, la historia me pareció interesante (además es autoconclusiva) y creo que siempre es bueno dar oportunidades a autores nacionales.

En este caso, nuestra protagonista es Abby, una chica que acaba de perder a su madre en un accidente y de repente se ve viviendo con el padre al que nunca conoció y separada de todos sus amigos. Su madre siempre la ha arrastrado de ciudad en ciudad y, ahora que por fin se había estabilizado, toda su vida se desmorona por completo. Por suerte, el nuevo sitio no es tan malo, aunque hay un chico, Nathan, que tiene una extraña rivalidad con uno de sus amigos, lo que la mete también a ella en el conflicto. Por si eso fuera poco, algo extraño les rodea y no es tan fácil averiguar qué es.

Estamos ante una historia que engancha desde la primera página, desde el primer momento se empieza a notar una incertidumbre que hace que quieras seguir leyendo sin parar. Es verdad que estamos ante una novela un poco densa y, llegados a cierto punto, tuve que tomármelo con más calma pero, aun así, sigue manteniendo cierto nivel de intensidad.

Respecto a los personajes, tenemos bastante donde escoger. Por supuesto, los dos protagonistas: Abby me ha gustado bastante, aunque en algunas ocasiones la he visto demasiado inocente y dubitativa, pasando miedo o teniendo malas sensaciones pero sin consultarlas con nadie. Ese tipo de momentos en los que al principio puedes pensar que es paranoia tuya pero que, pasado un tiempo, tienes que tomarte en serio sí o sí. Me daba la impresión de que ella los "dejaba estar" todo el rato, en vez de seguir su instinto. Nathan me ha encantado, es un chico que desde el primer momento parece querer controlar sus sentimientos pero, en cuanto los deja salir, ya no hay quién lo pare. Sí es verdad que, tal y como se supone que es el personaje -cerrado, frío, controlador- no parece tener mucho sentido flaquear una vez y no recomponerse, dejarse llevar por todo lo que pueda venir, aunque eso sea totalmente extraño para él. Reconozco que es bonito ver cómo sucede todo, pero a la vez también resulta extraño que consiga bajar la guardia tan rápido.

Por otro lado, hay muchísimos más personajes en esta historia, desde adultos (por ejemplo, profesores, el padre de la protagonista y sus amigos, etc) a compañeros de escuela y vecinos. A todos los conoceremos un poco, pero realmente acaban quedando bastante en segundo plano. Alguno sale un poco a la luz conforme van pasando las páginas, se vuelve más importante e incluso llega a sorprender, pero tampoco se profundiza demasiado en él.

Algo importante a destacar es que la trama tiene algo de paranormal y Abby desconoce totalmente qué es. Está total y absolutamente perdida y, aunque nota que algo raro pasa con sus compañeros, tampoco parece que le de demasiada importancia. Por supuesto, todo su grupo de amigos, su padre e incluso Nathan, disponen de ciertas facultades y han sido conscientes de ello durante toda la vida. Eso hace que la trama sea más interesante aún, ya que la protagonista se adentra sin darse cuenta en un mundo muy especial. Por otro lado, ella misma tiene una serie de sueños ubicados en otra época, sueños que, extrañamente, parece vivir en primera persona y no consigue entender por qué. Por si fuera poco, cada vez se siente más atrapada y no parece tener escapatoria.

Por su puesto, toda la trama paranormal, incluídos sus sueños, tienen algo en común. El misterio principal que esconde toda la historia y que, poco a poco, vamos averiguando. Quizás el final me pareció un poco precipitado, algunos detalles que salieron casi de repente, también algunas sorpresas, pero no estoy para nada descontenta con él. Es bastante cerrado y creo se quedará como libro único, un alivio para todos los que queremos descansar un poco de tanta saga/trilogía.

En conclusión: El encanto del cuervo cuenta con un montón de cosas interesantes: amistad, magia, secretos y, por supuesto, mucho amor. Una trama adictiva que engancha desde un primer momento y unos personajes maravillosos que te harán suspirar, para bien o para mal.

6 comentarios:

Kitty dijo...

A mi también me encanto!! La verdad es que el libro engacha que da gusto, y me gusta la trama paranormal y como se va enlazando todo.

Muy buena reseña!!!

Un besazo

Veronika Garcia dijo...

Hola! Le tengo muchas ganas a este libro ^^. Espero poder leerlo pronto ^^
Besos!

Claudiettha J.V. dijo...

A mi me llama bastante la atención^^
¡Gracias por la reseña!

Saludos.

María Martínez dijo...

¡Muchísimas gracias por la reseña! Me ha encantado. :)

pequeños detalles dijo...

Hola!! Lo tengo pendiente, me alegro de que te haya gustado

Besos

Gritando Sueños. dijo...

A mi este libro me encantó, vamos, es que es de mis favoritos ^^
Y la autora es un cielo. Me gustó tu blog, te sigo.
Besos