11 noviembre 2013

Reseña: La danza de las brujas



Título: La danza de las brujas
Saga: Trilogía Hechiceras, #2
Autora: Ariadna McCallen
Editorial: Doble M
Páginas: 378
Año: 2012
Precio: 16.50€
Edición: Tapa blanda con solapas
Corren tiempos convulsos en Europa. En Alemania, durante el reinado del emperador Federico III, dos monjes desidentes están intentando exterminar cualquier tipo de existencia que no cumpla con los dictados de la Santa Madre Iglesia y para ello han creado un manual, el Malleus Maleficarum, que pretenden que se cumpla a rajatabla.

En medio de este intento de manipulación por parte de estos monjes que actúan respaldados por una orden eclesiástica y amparándose bajo el manto de protección que les proporciona la Santa Iglesia Católica, un grupo de hombres, soldados bajo el mando de Alfred de Moncraft, capitán renegado de la Orden del Santísimo, se han erigido en defensores de aquellos que no se pueden defender por sí mismos.

Anette es una de esas personas señaladas para morir, pero el hermano del capitán, el aguerrido Adam de Moncraft, no está dispuesto a perder a la única mujer capaz de darle paz a su atribulada alma. Y, pese a creerla inalcanzable, hará lo que esté en su mano por mantenerla a salvo y luchar por un futuro en común. Aunque para ello tenga que descender al mismísimo averno para demostrarle al padre de la joven que sus sentimientos son sinceros y que ningún obstáculo es imposible de salvar, ni siquiera el cruel embate que está preparando una horda de asesinos que parece imparable.

Es momento de rezar y luchar para seguir con vida, las garras de la Santa Inquisición vuelven a hundirse en la carne pagana.

 

Este es uno de esos libros de los que digo: la sinopsis no podía ser más larga, ¿no? La verdad es que no me gusta nada cuando se enrollan tanto y parece que te estén contando media novela, creo que es mejor insinuar ciertas cosas y dejar que el lector las descubra.

Aunque es el segundo volumen de una trilogía, os comento que yo no he leído el primero y que van de forma independiente. La primera parte se basa en el capitán Alfred y en su esposa, dos personajes importantes en esta segunda parte, pero de los que conoceremos un pequeño resumen de su historia nada más empezar. Como mucho quedan un par de lagunillas sueltas, más que nada la curiosidad de conocer la primera historia, por lo demás, todo es bastante fácil de comprender.

En este caso, nuestra protagonista es Anette, una joven que tiene la capacidad de ver el futuro mediante visiones esporádicas. Lo malo de todo ello es que no suelen ser demasiado agradables y suele vivirlas como si estuviera ahí y sufrir los daños si es la protagonista de ellas, aunque más tarde tenga que revivirlos en persona. La trama gira en torno a cómo ciertas órdenes religiosas pretenden vengarse, más que nada, de dos pilares importantes en la aldea de la protagonista, Alfred y su hermano Adam, del que está enamorada. Además, su prima es esposa del capitán, por lo que todos ellos están completamente vinculados.

Poco a poco vamos conociendo los planes de la orden, ya que los capítulos van rotando y no siempre tenemos como plato principal a Anette y Adam, por lo que tendremos que vivir situaciones bastante crueles. Al otro lado tenemos un romance prohibido, ya que el padre de la chica no quiere a ese hombre en su familia y todos sabemos lo difíciles que eran esas cosas en aquella época. Aun así, los dos están dispuestos a luchar por su amor, sea como sea.

Desde el primer momento, la historia se me hizo bastante amena y leí muchas páginas totalmente enganchada, pero llegué a un punto en el que empezó a parecerme muy lenta y no conseguía notar ningún avance importante. Seguíamos con la relación de los dos protagonistas, sus deseos, las visiones de ella, etc, y por otro lado teníamos a los malos planeando su venganza, pero casi parecía que no íbamos a llegar nunca al punto en el que todos se encontrasen. Sinceramente, tuve que hacer un parón importante porque se me estaba alargando demasiado y necesitaba tomarme un respiro.

Esto quizás se deba a que el tema histórico y religioso no es precisamente lo mío. Me esperaba más temas de brujas, más magia, más poderes, más detalles paranormales, y lo cierto es que me he encontrado con muy poquito de eso. Tengo entendido que la primera parte toca más esos temas y quizás por eso a la gente en general le ha gustado más que esta (personalmente, esos protagonistas me atraen más).

Reconozco que tirando hacia el final la cosa mejoró bastante, vivimos más acción, el tema amoroso cobra más intensidad de la que tenía anteriormente y hay un par de detallitos mágicos pero, de todas formas, la batalla que se libró y los últimos capítulos en general me dejaron un sabor de boca más malo que bueno.

En conclusión: La danza de las brujas es una historia entretenida y con ciertos puntos fuertes, pero que desagraciadamente se me ha quedado corta, sobre todo en el tema paranormal. No puedo decir que no la recomiendo, porque no ha estado mal, pero reconozco que no era lo que esperaba.

3 comentarios:

Bells dijo...

Hola
la verdad tengo curiosidad por los libros pero por el momento no me doy animado
un beso

Katris dijo...

Pues tenía buena pinta hasta leer tu opinión xDD
¡Un beso!

Paulii dijo...

Tiene buena pinta, pero luego de ver tu opinión pasaré bien lejos de él...