19 noviembre 2013

Reseña: En llamas




Título: En llamas
Saga: Los juegos del hambre, #2
Autora: Suzanne Collins
Editorial: Molino
Páginas: 408
Año: 2010
Precio: 16.00€
Edición: Tapa blanda con solapas
Katniss ha sobrevivido

desafiando al Capitolio.

Y no está sola;

el pueblo está con ella...

dispuesto a luchar por la libertad.

¡QUE EMPIECEN

LOS SEPTUAGÉSIMO QUINTOS

JUEGOS DEL HAMBRE!


Hace ya bastante tiempo que tengo esta trilogía en mi poder y he tenido la oportunidad de leer el primero hace algo más de un año. Aunque tenía unas ganas locas de saber qué pasaba en los otros dos libros, por unas cosas o por otras nunca tenía el tiempo suficiente como para ponerme con ellos. Harta de esperar, me obligué a mi misma a dejar de lado todo lo demás y, por fin, me puse con ellos. Comencé releyendo la primera parte ya que, aunque la tenía bastante fresca, me apetecía volver a saborear sus páginas.

En este caso, nos encontramos tiempo después de la finalización de los juegos, de los que Katniss y Peeta han sido vencedores. El Capitolio no parece demasiado contento con esta situación y han decidido que no les pondrán las cosas nada fáciles. Por otro lado, parece que los Distritos no están a favor del gobierno y, casi en silencio, deciden revelarse. Todos sabemos que luchar contra miembros tan fuertes causará muchas bajas, pero parecen dispuestos a hacerlo para conseguir la libertad. En cada distrito apenas tienen información de los demás y se deberán enfrentar a una batalla prácticamente a ciegas. Por otro lado, los protagonistas se verán obligados a volver a la arena y revivir todas esas terribles pesadillas y recuerdos que no dejan de acecharles. Esta vez solo podrá ganar uno, Katniss tiene que matar a Peeta, Peeta tiene que matar a Katniss, adiós a los amantes del distrito 12.

Reconozco que Los juegos del hambre dejó el listón muy alto y no tenía muy claro qué podía proporcionarme esta segunda parte. Aunque llevo muchos muchos meses esquivando spoilers y trailers de la película, había ciertas cosas que intuía que sucederían, pero una parte de mí estaba convencida de que nada sería igual. Los primeros capítulos (unos cuantos, la verdad) me estaban gustando, pero no me tenían esa chispita especial que me habían proporcionado anteriormente. Después, la cosa empezó a mejorar bastante y al final me he topado con un libro que no me ha decepcionado en absoluto, con un montón de acción y momentos inesperados. Aun así, no me ha gustado tanto como su predecesor, no sé si porque lo había vuelto a leer justo antes de este y había dejado un nivel demasiado alto o porque simplemente es mejor y punto (me da que es la segunda opción).

No quiero alargar demasiado esta reseña, porque la gran mayoría de vosotros ya os habéis leído la trilogía hace bastante tiempo. Creo que no me queda mucho más que decir, excepto que ha sido una segunda parte bastante buena y que ha mantenido un buen nivel. A muchos os ha gustado tanto o más que el primer libro, a mí no me ha tenido toda esa emoción, pero sí me ha parecido que la autora tiene mucho más que ofrecer de lo que parecía.

Después de terminar un primer libro con tanta acción, con tantas cosas nuevas y con tan buenas críticas, contando además con un final abierto en cierto sentido, pero que también cerraba la lucha en Los juegos, me parecía bastante complicado poder aportar al lector algo más, ya que repetir lo mismo que en el anterior era bastante absurdo. Aun así, nos ha sabido ofrecer algo nuevo, pero también hemos podido volver a saborear parte de la chispa que nos ofreció su predecesor. Hemos tenido la oportunidad de conocer a unos personajes maravillos y de meternos de lleno en una lucha en la que nunca sabes quién va a resultar vencedor. El final es realmente sorprendente y deja con una mezcla de incertidumbre y tensión que solo se puede resolver leyendo el tercer -y último- libro (que, por cierto, ya estoy devorando).

En conclusión: En llamas ha sido una segunda parte genial para esta trilogía. Para mí no ha alcanzado el nivel del anterior libro, pero sí me ha aportado muchas más cosas de las que pensaba y gracias a eso he podido revivir gran parte de los sentimientos que había dejado atrás.


10 comentarios:

Espe dijo...

A mi este libro me gusto mucho, creo que incluso más que el primero.
Un beso

Paulii dijo...

La verdad es que me encantó! El que aún no logré terminar es Sinsajo, lo deje por la mitad, venía de leer los otros 2 seguidos y creo que estaba un poco cansada, pero pronto me pondré con la relectura de los 3!

Iago Prado dijo...

He pasado directamente a la conclusión y valoración por si acaso, porque aún tengo que empezar el primero de esta trilogía. Espero que me deje buen sabor de boca cuando le eche mano :)

Un abrazo XXL

Nerea y Ariane dijo...

De los tres es el que más me gusto.
Un beso ^-^

Claudiettha J.V. dijo...

A mi me gustaron todos muchos, yo temí llevarme un disgusto con el segundo libro ya que el primero me gustó mucho.

Besos

MyuMyu dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión. El libro me gustó mucho, pero no tanto como el primero. Me sorprendió porque la trama dio un giro que no me esperaba :D
¡Besos!

MeriiXún dijo...

Es mi favorito de la saga^^
besos

Marya dijo...

Creo que debo de ser de las únicas personas del mundo que no ha leído esta trilogía, eso no quiere decir que no me apetezca, pero ahora creo que no es el momento.

Un saludo :)

Luly De Letras dijo...

A mi me gustó mucho más el primero que los demás jajajaj

Besitos desde LaberintoDeLetras^^

Ídia Myth dijo...

¡Hola!
He leído tu reseña y tengo que dejar mi opinión sí o sí:

Para mí, fue mucho mejor que el primero y mira que intentaba que mis expectativas fueran bajas para no pegarme un chasco monumental. FUE todo lo contrario: me enamoró más que la primera parte.

En parte, creo que fue por Finnick. ¡aish! Ee chico es tan mono y tan irresistiblemente sexy que me lo como con patatas. Y la arena. Y los juegos. Me mordí las uñas hasta el final. ¡Oh! Y la frase que cierra el libro me dejó totalmente descolocada, pendiente de Sinsajo, deseando tener Sinsajo en mi poder. La lástima fue la patinada que me pegué con la tercera parte, pequé de confiada y la jugada me salió mal: acabé ODIANDO Sinsajo. Lo único que salva el último libro es el epílogo, y lo salva a medias.
Sin embargo, esta trilogía me dejó una gran huella en mi corazoncito de lectora.

Acabo de descubrir tu blog, me encanta. ¡Ya tienes una seguidora más! (amo los lobos, choca esos cinco...).

Argg, no me enrollo más.

¡Besos literarios!

ÍDIA