07 agosto 2013

Reseña: ¡Sálvese quien pueda!




Título: ¡Sálvese quien pueda!
Saga: Coolman y yo, #2
Autor: Rüdiger Bertram
Editorial: Algar
Páginas: 216
Año: 2012 
Precio: 11.95€
Edición: Tapa blanda sin solapas
¡Dos semanas en Londres! Suena guay, ¿verdad? Pues no lo es si te llamas Kai, como yo, y si continuamente te persigue una pesadilla con patas cuyo nombre es Coolman. ¿Que quién es Coolman? Ese que siempre -y cuando digo siempre, quiero decir siempre- lo sabe todo mejor que nadie. Aunque no ha sido el culpable de que no nos quedáramos en Londres, sí que lo ha sido de que hayamos ido de desgracia en desgracia. ¡Y eso a pesar de que he tenido que desenmascarar a un impostor! Pero, claro está, para Coolman es una tontería de nada. O al menos eso dice...


¿Aún no conocéis las novelas de Coolman y yo? Si no es así, os comentaré un poco sobre ellas. Realmente, son libros destinados a un público más infantil y cuentan las aventuras de un chico llamado Kai que tiene como amigo imaginario a un superhéroe llamado Coolman. Obviamente, no es fácil fingir que no lo ves, sobre todo porque no se separa del chico pero, además de eso, Coolman es especialista en meter a Kai en líos. Siempre tiene ideas de lo más absurdas y su amigo es incapaz de no hacerle caso, lo que hace que acabe cometiendo locuras constantemente.

En este caso, ambos, junto a sus compañeros de instituto, van de vacaciones a Londres, donde a Kai y a sus dos "amigos" les toca convivir con una familia que los ignora casi por completo y que los alimenta con comida para gatos. Además de eso, a su querida Lena le ha tocado vivir con un joven lord que pretende conquistarla y Kai quiere hacer todo lo posible para hundirle, eso sí, siempre con la ayuda de Coolman. Y, por si esto fuera poco, debe entregarle una carta a la reina de parte de Adolf Schmitz, un anciano amigo suyo al que también acompaña un amigo imaginario.

Como ya supondréis, estamos ante un libro que no puede gustar a todo el mundo. Al estar destinado a un público infantil, no resulta tan divertido cuando eres más mayor. Personalmente, me ha hecho pasar un buen rato y creo que es ideal para gente más joven, con momentos y ocurrencias la mar de divertidos. Además, va acompañado de viñetas que nos hacen imaginar mejor ciertas escenas que nos describen en la historia. 

Viviremos situaciones bastante graciosas como: intentar resolver el misterioso robo de unas reliquias, encontrar pasadizos secretos, fingir la venganza de un fantasma, disfrazarse de rana como "camuflaje", pensar que Londres ocupa solamente una calle, etc. 

Siendo un libro tan finito, con la letra bastante grande y que se lee en un suspiro, no puedo decir mucho más de él. Os recomiendo que penséis en él si tenéis que hacer un regalo a alguien joven o si, por qué no, os apetece acompañar a los dos protagonistas en sus constantes locuras.

En conclusión: ¡Sálvese quien pueda! nos trae de nuevo las aventuras de Kai y su amigo Coolman, dos personajes que no dejan de meterse en líos y que nos proporcionan momentos de risas constantes.

 Gracias a Algar.

3 comentarios:

MyuMyu dijo...

Yo creo que se me quedaría pequeñito porque me parece demasiado infantil para mí, pero igual está entretenido :D
¡Besos!

Pandora dijo...

Hola!! Me gustaría invitarte a este nuevo concurso: Pandora Awards.
Espero que le eches un vistazo y te animes a participar!!
Un beso muy grande.

Pandora dijo...

Hola, quería comentarte que has ganado un premio en mi blog, pero para verlo tendrás que pasarte el día cuatro de septiembre. Espero que te guste. Un beso ^^