31 agosto 2013

Reseña: Mario y el reflejo de la luz sobre la oscuridad




Título: Mario y el reflejo de la luz sobre la oscuridad
Autor: Víctor J. Maicas
Editorial: VdB (Éride)
Páginas: 330
Año: 2012
Precio: 20.00€
Edición: Tapa blanda sin solapas
Roberto, un joven e idealista periodista, sufre en sus propias carnes las consecuencias de la nueva censura del siglo XXI: la manipulación informativa. Es despedido y acosado y, cuando ya está al límite de sus fuerzas, aparece Mario, un famoso y respetado reportero de 65 años que no solo lo sacará del ostracismo, sino que provocará que la vida de Roberto dé un giro de 180 grados.

Esta historia transcurre durante los meses de mayo y junio de 2011, de forma paralela a la irrupción del movimiento 15-M, el cual influye de manera decisiva en el comportamiento del protagonista al sentir este reforzada su rebeldía.

Amor, amistad, pasión y solidaridad se entremezclan en esta historia en donde el lector vivirá muy de cerca no solo nuestra historia más reciente, sino todos esos sentimientos que en definitiva nos invitan a seguir viviendo de una forma esperanzada.


Estamos ante un libro peculiar, que toca temas peliagudos de la sociedad actual. Ciertamente, no es el tipo de lectura que más me gusta, pero igualmente le he dado una oportunidad. Su autor se encarga de hacernos saber muy claramente las situaciones que estamos pasando actualmente y que venimos arrastrando desde años atrás. La crisis, las manifestaciones, los indignados, etc. Con ello, intenta realizar una llamada a todos sus lectores y que así entendamos lo que está pasando, sin engaños.

Con esto no quiero decir que sea simplemente un libro explicativo de estos hechos. Tenemos un protagonista, Roberto, que es periodista y recientemente se ha visto obligado a renunciar a su trabajo por el simple hecho de escribir artículos diciendo lo que muchos no quieren que sepamos. La trama gira en torno a él y en cómo conoce a Arístides y Mario, dos periodistas de éxito que estarán de acuerdo en sus opiniones y le ayudarán a afrontar su futuro.

Aprovechando esta trama común con el periodismo y los medios de comunicación en general, el autor incluye su propia opinión al respecto, pero en boca de los personajes de su novela. Es interesante ver sus puntos de vista y cómo son capaces de hablar sin pelos en la lengua.

Aunque, como dije arriba, no es mi tipo de novela, las primeras ciento y pico páginas las leí de una sentada, apenas me di cuenta de que había avanzado tanto. Pero, pese a esto, de ahí en adelante ya se me hizo todo un poco más cuesta arriba. Empezamos a dejar ligeramente de lado la trama principal para centrarnos más en temas políticos y de manifestaciones, lo cual no me parece nada malo, pero si algo agobiante en cuanto a trama de una novela. Estoy de acuerdo con la visión del autor, pero también soy una persona que, pese a estar al día en esos temas, me agota hablar de ellos.

Respecto a los personajes, todos los periodistas me han parecido muy similares, aunque Arístides aporta un toque irónico y graciosete que me ha hecho reírme en más de una ocasión, en general -más que nada Mario y Roberto- me ha parecido que todos se expresaban más o menos igual y, si no fuera porque te dicen quién está hablando, me habrían parecido la misma persona.

En cuanto al tema amoroso, también tendremos parte de él en esta historia, pero quizás me ha parecido un amor demasiado a primera vista y sin mucha chicha. Todo es bonito y mágico, descrito de una manera casi irreal. Debe ser que, en ese sentido, yo pienso de manera más natural.

Al enviarme este libro, su autor me escribió que esperase que la novela me hiciera pensar y desde aquí le digo que sí, lo ha hecho. Si lo valoro con una nota media es por el simple hecho de que creo que se desvía demasiado de la trama periodista-sin-trabajo a la de injusticias-reales-del-mundo-actual y supongo que esperaba una novela más alejada de la realidad.

En conclusión: Mario y el reflejo de la luz sobre la oscuridad es una novela que trata temas muy actuales que nos afectan a todos, a la vez que nos introduce en la historia de un periodista que intenta expresar su opinión aunque no se lo permitan.



2 comentarios:

MyuMyu dijo...

No me acaba de llamar del todo. Es que la temática no me va mucho :D
¡Besos!

Pandora dijo...

Hola!
No olvides pasar por mi blog, pues tienes un premio esperándote ^^
Un beso.