16 enero 2013

Reseña: Canción de navidad




Título: Canción de navidad
Autor: Charles Dickens
Editorial: Lual
Páginas: 160
Año: 2009
Precio: 18.00€
Edición: Tapa dura
—¡No sé qué día es hoy ni en qué año vivo! —arguyó—. No sé cuánto tiempo he estado con los Espíritus. No sé nada. Estoy como un niño. Qué más da. No me importa. Es mejor sentirse como un niño. ¡Eeehh! ¡Yuuuhuu! ¡Viva!
Sus arrebatos de felicidad y entusiasmo se vieron interrumpidos por el repique de las campanas, que sonaron como nunca antes lo habían hecho. ¡Tilín, talán, ding, dong, tolón, tolón! ¡Ah, glorioso, maravilloso!
Corrió a la ventana, la abrió y asomó la cabeza. Ni bruma, ni niebla. Hacía frío, por supuesto, pero el día estaba claro, con una luminosidad especial. Un frío que estimulaba a la sangre y te hacía bailar; un sol de oro que, apostado en un cielo azul, irradiaba alegría; el aire fresco y suave y las campanas desgañitándose sin parar. ¡Ah, glorioso, fantástico!



Aunque ya hace algún tiempo que tenía este librito en casa -además de otra edición sin ilustraciones-, me pareció que la mejor época para leerlo era precisamente en fechas navideñas, por lo que lo escogí como una de mis últimas lecturas del año. Es, sin lugar a dudas, un clásico que todo el mundo conoce y que siempre quise leer, pero al que nunca conseguía darle una oportunidad (quizás por pereza o también por miedo a que me defraudase), finalmente puedo decir que es una lectura muy especial y que se lee en un suspiro.

El protagonista es Scrooge, un viejete gruñón, sin escrúpulos ni piedad ninguna y que odia la navidad por encima de todo. Con una fortuna inmensa que jamás comparte y de la que tampoco saca partido para uso personal, se pasa los días con cara de pocos amigos y con malas respuestas para todo el mundo que se atreve a dirigirle la palabra. Hace años perdió a Marley, su compañero de negocio y es ahora cuando recibe una visita inesperada en su casa: su fallecido amigo ha vuelvo como espíritu para hacerle entender que debe cambiar su actitud de una vez por todas.

A partir de entonces, Scrooge tendrá la obligación de viajar con tres espíritus a diferentes lugares, visitando hogares y familias, para así poder entender cómo son las cosas realmente fuera de su burbuja. Primero, viajará junto al espíritu de las navidades pasadas y comprobará cómo eran las cosas antaño; después, irá junto al espíritu de las navidades presentes y verá cómo viven actualmente sus seres cercanos y, por último, viajará con el espíritu de las navidades futuras y visualizará cómo será el futuro si sigue comportándose de ese modo. Una experiencia cargada de momentos malos, pero también de risas y felicidad. ¿Crees que será capaz de superar su mal carácter y comenzar a disfrutar de la vida?
Es un libro que, sin duda, recomendaría a todo el mundo, con una narración fluída y escrita de forma peculiar (yo lo leía con la típica voz de narrador de cuento) que te hará meterte en la piel de su protagonista y plantearte si realmente valoras las cosas que posees.

Y aquí una pequeña muestra de cómo es su interior:


En conclusión: Canción de navidad es una de esas historias que contienen algo especial a la par que difícil de definir. Todo un clásico que -si no lo habéis hecho ya- debéis leer sí o sí, en la edición y época que más os apetezca.



Gracias a Lual.


3 comentarios:

Espe dijo...

Yo tengo otra versión pero me muero de ganas de leerlo :)
Un beso

Leyna dijo...

¡Gracias por la reseña! ^^

Por cierto, te he enviado un correo ;)

Bss =P

RelatosMagar dijo...

Yo también aproveché unas navidades (las de 2011) para leerlo y caí enamorada de Dickens, me encanta su forma de narrar. De lo que llevo leído de él hasta el momento, "Canción de Navidad" es de los que recuerdo con más cariño.