16 septiembre 2012

Reseña: Buscaré el océano





Título: Buscaré el océano
Saga: El bosque de manos y dientes, #1
Autora: Carrie Ryan
Editorial: Montena
Páginas: 368
Año: 2012
Precio: 16.95€
Edición: Tapa blanda con solapas
En el mundo de Mary hay algunas verdades incuestionables: La Hermandad sabe más que nadie. Los Guardianes protegen y sirven. Los Condenados no se rinden nunca. Y hay que tener mucho cuidado con la alambrada que rodea el pueblo y que protege a sus habitantes del Bosque de Manos y Dientes.

Sin embargo, poco a poco estas verdades dejarán de convencer a Mary en cuando descubra algunos de los secretos que la Hermandad se afana en ocultar... Muy pronto tendrá que elegir entre su aldea y su futuro, entre la persona a quien ama y la persona que la ama. Y deberá enfrentarse a la verdad sobre el océano. ¿Es posible que exista vida más allá de un mundo rodeado de tanta muerte?


Después de haber visto varias puntuaciones de cinco sobre cinco, me entraron unas ganas tremendas de leer este libro. Ahora puedo decir que quizás tenia las expectativas demasiado altas y por eso no me ha gustado tanto como creí que lo haría. Puede que también tenga algo que ver el hecho de que ya llevo unos pocos libros sobre zombies a mis espaldas y estoy acostumbrada a otro tipo de... puesta en escena, por llamarlo de algún modo.

En este caso, la historia nos situa en el pueblo de Mary, una chica a la que le han inculcado desde pequeña (al igual que a todos los demás) que no hay vida más allá de ese lugar. Todo está rodeado por alambradas que los protegen de los Condenados, personas que han muerto y vuelto a la vida y que ahora sólo tienen la necesidad de comer carne humana en todo momento (vamos, zombies, de toda la vida). Nos cuentan que los Condenados han estado ahí desde el Regreso (aunque no sabremos cómo surgió esto), ocupando por completo el Bosque de Manos y Dientes y evitando así que todo el mundo pueda salir del pueblo.

Su madre siempre le ha contado historias sobre el océano y una foto de una antepasada suya es la prueba de que realmente existe. Mary siempre ha querido encontrarlo y seremos testigos de ello a lo largo de toda la historia. Es incapaz de interesarse por algo tanto como por el océano y llega un punto en el que es claramente una obsesión. Veremos cómo suelen juzgarla por ello, ya que nadie cree que exista algo más allá, pero está claro que Mary se aferra a encontrar la libertad, y su libertad es el océano. 

Hay varios personajes importantes en esta historia, aunque no quiero hablar mucho de ellos ya que os desvelaría demasiado. Tenemos a Cass, la mejor amiga de Mary desde pequeña. A Harry y Travis, hermanos y también mejores amigos de las chicas. A Jed (hermano de Mary) y Beth (hermana de Harry y Travis) que están casados y se aman por encima de todo (algo poco común, ya que los matrimonios se realizan básicamente para crear descendencia, no por amor). También conoceremos a la hermana Tabitha, a GabrielleJacob, entre otros.

Aunque al principio de la historia no había ningún personaje que consiguiera aportarme algo especial, más o menos desde la mitad hasta el final del libro, dos de ellos lo consiguieron: Travis y Jed. A este último le tuve manía en algunos momentos, pero me acabó demostrando que era mucho mejor persona de lo que parecía.

Tendremos varias historias de amor entrelazadas y, aunque no son el punto principal de la novela, en los pocos días que pasan desde el comienzo podemos visualizar varios cambios en ellas. Pese a no ser la base de esta historia, pienso que han conseguido aportar bastante chispa.

A lo largo de las páginas, tuve la sensación de que faltaba algo. ¿Muertes? Hay bastantes, aunque quizás es precisamente el poco desarrollo de estas lo que he echado en falta. ¿Acción? También tenemos escenas de este tipo pero, en mi opinión, tomadas con demasiada calma. En este tipo de historias me gusta saber o, al menos, hacerme una idea del origen de los problemas. Me he quedado un poco fría al no poder descubrir tanto el origen de los Condenados como de diferentes lugares en los que se desarrolla la historia, pero espero que sus continuaciones me traigan la respuesta.

Me ha gustado que hayan cambiado el título original del libro, ya que este resume muy bien la trama de este primer volumen. También es de agradecer que hayan conservado el nombre de la saga, ya que supongo que tendrá tanto que ver con los siguientes volúmenes como con este.

En conclusión: Buscaré el océano ha sido una buena lectura que me ha mantenido intrigada en todo momento y que me ha dejado con ganas de más. Un buen comienzo para la saga, que espero que cobre más intensidad aún con sus continuaciones.


Gracias a Montena.

8 comentarios:

bells dijo...

la verdad es que me gusto mucho
un beso

Iago Prado dijo...

Nunca he leído nada de zombies pero podría picarme con este leyendo esta reseña.

Tanto la portada de la edición española como la original entran bien por el ojo.

Buena reseña, como siempre :)

Ainoa 13♥ dijo...

A mi me interesa!^^

buena la reseña

Ariadna dijo...

Le tengo bastantes ganas a este libro, a ver cuando puedo hacerme con él. Muy buena reseña :D

Un besito^^

Cat DulcesNoches dijo...

Lo quiero leer :) la portada me encanta y la sinopsis me llama mucho la atención :D seguro que pronto me haré con él :P aunque eso de que sea una saga me echa para atrás...
¡¡Muy buena reseña!! Un besazoo :P

Hannah; dijo...

Tengo muuuuuuuuuuuuuuuuchas ganas de leer este libro *_* Lo tengo apuntado, subrayado y en letra grande xD

No conocía tu blog <3 Así que vengo para quedarme :3 Un besín ~

Eva dijo...

Yo no me lo leí...pero el tema zombies tampoco es que me atraiga demasiado..

Un beso guapi

Cris Viviendo entre Páginas dijo...

Los zombies me gustan bastante y estoy deseando leerlo porque lo tengo en la estante´ria y he leído críticas muy buenas :)

Un besito♥