22 junio 2012

Reseña: La hermandad de la eterna oscuridad

 

Título: La hermandad de la eterna oscuridad
Saga: La hermandad de la eterna oscuridad, #1
Autor: Joaquín Londáiz
Editorial: Espasa
Páginas: 365
Año: 2012
Precio: 16.90 €
Edición: Tapa blanda sin solapas





Como todos los años, Jonas Bigelow se dispone a pasar unos días de vacaciones en la casa de sus abuelos. Además, podrá ver a Ralph, su hermano mayor, que estudia en un internado. Y celebrará con él su cumpleaños en el cine. En mitad de la película un descomunal cocodrilo se hace real y salta de la pantalla. ¿Cómo puede suceder algo así? ¿Acaso hay algo que Jonas no sabe?

Numerosas preguntas comienzan a recibir increíbles respuestas. La más sorprendente, quizá, es que el internado donde estudia su hermano es una prestigiosa escuela de magia llamada Sparksbury. ¡Ralph es un mago!
Y, al parecer, Jonas también lo es.
Ha llegado la hora de que sea enviado a Sparksbury.

Al margen de los lugares misteriosos que allí se esconden, Jonas no tardará en tener noticias de las extrañas actividades que lleva a cabo la Hermandad de la Eterna Oscuridad, una cofradía secreta de hechiceros de las tinieblas.


Como varios de ya vosotros sabréis -y como yo ya sabía- el gran fallo de esta novela es que tiene muchas similitudes con Harry Potter. Nos encontramos con un protagonista con una personalidad muy parecida a la suya, un mejor amigo muy similar a Ron y varios personajes más en común, como pueden ser los sustitutos de los gemelos Weasley, de Neville e incluso de Draco.

Pero no todo es malo, aunque nos encontramos varias coincidencias con la novela (algo, por un lado, bastante común, ya que cuesta mucho escribir algo similar sin resultar repetivivo), también veremos cosillas bastante originales: Nuestro protagonista, Jonas, tiene un hermano hechicero y los otros miembros de su familia no han muerto; conoceremos a sus abuelos y a sus padres. La escuela donde estudiará se llama Sparksbury y está situada en la isla de Sparks, que está solamente habitada por hechiceros y, obviamente, no tienen que esconderse. No viajarán hasta allí en tren, sino que lo harán en dirigible (este detalle me encanta). No hay ningún tipo de problema en usar magia fuera de la escuela. No habrá cuatro casas diferentes, sino que los alumnos estarán divididos en dos. Los uniformes son muy peculiares, no son para nada comunes y cada uno de ellos irá combinado con un cinturón que tendrá bastante importancia a la hora de definir a los alumnos. No sólo se impartirán clases de hechicería, sino que asignaturas como letras y ciencias también serán obligatorias.

Además de todo eso, tendremos el placer de conocer a una especie de duendecillos llamados brownies, que me parecieron realmente simpáticos y, aunque sólo salen en un par de ocasiones a lo largo de la historia, harán un papel bastante importante.

Un detalle que también me ha gustado mucho es que se celebre Halloween como una festividad normal y que incluso realicen una yinkana en primavera.

Nos explicarán más o menos la personalidad de cada profesor y qué asignatura imparten, aunque no los conoceremos demasiado y de algunos sabremos poco más que el nombre. Sí he echado en falta el desarrollo de las asignaturas, en las cuales me hubiera gustado que se hubiera profundizado un poco más y así poder adentrarme mejor en el mundo de la escuela.

Como véis, me he encontrado tanto cosas similares como cosas novedosas. Sin duda es una novela que entretiene y engancha y, aunque al principio me llevé algunos chascos por tener esa sensación de volver a leer más de lo mismo otra vez, tirando hacia el final la historia cobró intensidad y le dio el último toque de originaldad que necesitaba para que terminase de engancharme.

En conclusión: La hermandad de la eterna oscuridad es una novela que, aunque tiene muchos detalles que la mayoría ya hemos leído con anterioridad, también tiene muchos otros que sorprenden. Con un protagonista que no para de meterse en líos, unos simpáticos compañeros y un tenebroso hechicero del mal. Es, sin lugar a dudas, una saga que promete bastante y de la cual que espero que siga el ritmo del final, ya que realmente me ha dejado con ganas de más.


Gracias a Espasa.

5 comentarios:

Espe dijo...

Pinta bien, la magia me gusta jeje
Un beso

Crónicas de los Reinos dijo...

La verdad es que me llama la curiosidad, aunque he leído opiniones de todo tipo ^^
No engo prisa en leerlo, pero no me importaría probar :)
Gracias por la reseña!
Besitos :)

Adri lunático dijo...

Tiene buena pinta, pero eso de que se parezca a Harry Potter... aunque, como bien dices, es inevitable que tengan algo en común ^^
Probablemente lo lea porque tengo curiosidad.
Gracias por la reseña.
Besos

Nortia dijo...

¡¡Hola!!
Tiene buena pinta aunque tengo la sensación de que no caerá en mis manos muy pronto :P
Besos.

silvia dijo...

TIENE BUENA PINTA¡¡¡
me gusta mucho tu blog te sigo te pasas por el mio y le echas un vistazo?¿
http://mundossobretinta.blogspot.com
besos:)