28 febrero 2012

Reseña: Las sirenas del alma


 
Título: Las sirenas del alma
Autor: César Fernández García
Editorial: Algar
Páginas: 204
Año: 2009
Precio: 9.80 €
Edición: Tapa blanda sin solapas





«El pasado es un prólogo», le dijo a Nuria su profesor cuando le sugirió realizar un trabajo sobre la brujería durante el siglo XVI en la isla de La Gomera. Poco imagina Nuria la certeza de esta frase cuando se traslada a la isla para comenzar su investigación. Allí descubre la historia de Ibaya, una bruja que celebraba ritos satánicos y que dominaba a los airam, los vampiros en la tradición gomera. Aunque Ibaya fue quemada en la hoguera hace más de 500 años, una peligrosa parte de ella sigue viva, y tiene más relación con Nuria de la que ella desearía.


Nuria es una estudiante de veintiún años a la que su profesor convence para que colabore con él en una tesis. Dicha tesis tendrá que realizarse en la isla de La Gomera y tratará sobre unos supuestos hechos relacionados con la brujería en el siglo XVI. Lo cierto es que Nuria no está muy convencida de por qué ha accedido a hacerla, nunca se ha sentido muy atraída por ese tipo de historias. Recientemente ha perdido a su madre de un ataque al corazón, la relación con su novio no deja de tener altibajos y la distancia no es buena para solucionar sus problemas. De todos modos, debe centrarse en su trabajo de investigación: la historia de la bruja Ibaya, una mujer que tenía como seguidores a los airam -una especie de vampiros, que por el día podían comportarse como personas normales, pero por la noche no podían evitar sacar su lado malvado- que fue quemada en la hoguera y de la que se dice que parte de ella y de sus seguidores sigue viva en los descendientes de estos. Además, allí conocerá a Eduardo, un joven apuesto que la ayudará con su investigación e intentará hacerse un hueco en su corazón.

Aunque esta historia me parecía que prometía bastante, al final no ha sido lo que yo esperaba. En mi opinión, la idea base estaba bien, aunque un poco limitada ya que está situada solamente en la isla de La Gomera y en sus supersticiones. Al comienzo del libro nos encontramos con un fotógrafo que yo suponía que sería uno de los protagonistas pero que, finalmente, solo forma parte del primer capítulo, cosa que me desconcertó un poco -sé que pasa en algunas historias, sobre todo en el cine pero, no sé por qué, no me lo esperaba-. Poco después ya conocemos a la verdadera protagonista, un personaje que no me acabó de caer ni bien ni mal, me pareció un poco indiferente, al igual que todos los demás. Lo que se suponía que la hacía interesante -no diré lo que es para no estropearos la historia- lo di por hecho desde casi el comienzo y, con lo cual, no me llevé ninguna sorpresa después ni estuve con ansias de saber qué pasaba. Otro personaje que tenía potencial era Eduardo, ya que la protagonista no me llamaba demasiado pensaba que él si lo haría, pero otra vez más de lo mismo -personaje que esconde un curioso secreto-, un secreto-secretísimo al que finalmente no le sacaron casi nada, simplemente lo confesó y ahí se zanjó el tema. También es verdad que hay algo que sí le da un poco de chispa a la historia -el tema de los airam- pero que a mí, personalmente, tampoco me motivó mucho, creo que apenas tuvieron protagonismo.

En conclusión: la idea no me pareció mala pero creo que en otro lugar y con una historia y personajes más desarrollados habría sido mejor. Sus poco más de doscientas páginas se me hicieron bastante largas cuando realmente debería haberla leído en un suspiro.

No os dejéis llevar mucho por mi opinión, que a mi no me gustara no significa que a vosotros tampoco. Es una novela baratita, así que si queréis darle una oportunidad porque os llama la historia, no le cerréis sin más las puertas, nunca sabes si algo te va a gustar o no.

Gracias a Algar.

5 comentarios:

Espe dijo...

Hombre la sinopsis no esta mal pero no se si me animaría con el.
Un beso

Eterna Lolita dijo...

Mmmm... Que pena... La verdad es que el argumento parece interesante. Un beso!

Kayena dijo...

¿Cómo no vamos vamos a dejarnos llevar por tu opinión? Me parece que está lo suficientemente bien argumentada como para hacerlo. Ocurre con frecuencia que los libros empiezan bien, porque la historia a narrar es interesante pero después van de más a menos. Contra eso poco podemos hacer los lectores, excepto escribir nuestras impresiones.

Un beso.

bells dijo...

La verdad no se
puede que algun dia quien sabe le de la oportunidad
Un beso

Yo me llamo Cata dijo...

Yo le voy a dar una oportunidad, ya que te tiene buena pinta la sinopsis.
Un beso!