08 febrero 2012

Reseña: Coolman y yo




Título: Coolman y yo
Autor: Rüdiger Bertram
Editorial: Algar
Páginas: 197
Año: 2011
Precio: 11.95 €
Edición: Tapa blanda sin solapas





Kai es un joven aparentemente normal. Y lo sería, de hecho, si no tuviese siempre a su lado a Coolman, un héroe a quien sólo él puede ver y que siempre le enreda en situaciones comprometidas que le conducen al desastre. ¡Pero nunca es culpa de Coolman! Con un fin de semana sin sus padres por delante, una hermana mayor que planea una fiesta espectacular y un baile de disfraces en el colegio al cual Kai se supone que debe ir vestido de berenjena, solamente hay una cosa que nuestro protagonista puede hacer: emigrar. O enfrentarse a la situación con valentia... ¡y con Coolman!


Cuando comencé a colaborar con la editorial Algar me ofrecieron este ejemplar. Aunque era un libro principalmente destinado a pre-adolescentes de entre 11 y 13 años, decidí aceptar porque me pareció divertido. Leí su primer capítulo en la web y me encontré con una historia diferente.

Como protagonista tenemos a Kai, un chico más o menos normal, excepto porque desde que era pequeño lo acompaña Coolman, un "superhéroe" al que sólo él puede ver y que, más que salvar, suele meterlo en problemas. También conoceremos a su hermana Anti, es más mayor que Kai, siempre viste de negro y su pelo suele cubrirle gran parte de la cara; aunque sus padres no lo sepan, suele salirse con la suya muy a menudo. Hablando de padres, los dos son actores y se han pasado la vida viajando, recientemente han tenido la suerte de recibir un contrato por cinco años y podrán vivir estables en una misma ciudad ese tiempo. Después del estreno de su nueva obra de teatro, deciden hacer un viaje y dejar a los hermanos solos, gran error. Kai está bastante a favor de no armar líos, pero Anti planea una fiesta increíble y no hará caso de la opinión de su hermano.

Como veis es una historia pensada para gente algo más joven, pero me ha gustado bastante, ha sido entretenida y me llevado alguna sorpresa con un viejecillo llamado Adolf Schmitz, del que no me esperaba su corportamiento y el cual me ha caído genial. La historia está combinada con texto y viñetas, lo que la hace más entretenida aún. Lo que sí he echado en falta es un final más cerrado, pero puesto que es el primer tomo, tendré que esperar a leer su segunda parte para ver cómo continúa.

En definitiva, si queréis hacerle un regalo a alguien que ronde los once años o estáis interesados en que empiece a sentir placer por la lectura, Coolman y yo es un estúpendo candidato para ello. Las viñetas hacen que la lectura sea más amena y, además, ¿a quién no le gustan los superhéroes y ver cómo los demás se meten en líos?

Gracias a Algar.

4 comentarios:

Eterna Lolita dijo...

A mi primo canijo seguro que le encantaría ^^ Gracias por la reseña!!

Yo me llamo Cata dijo...

Tiene muy muy buena pinta.
Buena reseña,
creo que me lo apuntaré.
Un beso.

Anónimo dijo...

Hola gracias esta muy bien este libro ^_^ *_* 0_0 v_v 3_3 '_'

Andrea dijo...

Es una caca.
Muy aburrido y muy infantil