30 noviembre 2016

Reseña: Desde que te fuiste





Título: Desde que te fuiste  
Autora: Morgan Matson
Editorial: Plataforma Neo
Páginas: 384
Año: 2015
Precio: 17.00€
Edición: Tapa blanda con solapas
Emily y Sloane siempre han sido mejores amigas. Pero, justo antes del que debería haber sido el verano más épico de todos, Sloane simplemente... desaparece. Y lo único que deja atrás es una lista de cosas por hace.
En ella, hay trece tareas que Emily no haría jamás. Pero ¿y si sirvieran para devolverle a su amiga?
¿Coger manzanas por la noche? Vale, eso es fácil. ¿Bailar hasta el amanecer? Claro. ¿Por qué no? ¿Besar a un desconocido? Eh...
Emily ahora se enfrenta a un verano lleno de sorpresas, aunque contará con la ayuda inesperada de Frank Porter para tachar elementos de la lista de Sloane.
¿Nadar desnuda? Espera... ¿qué?


Ya había tenido la oportunidad de leer a esta autora en otra ocasión y lo cierto es que tenía muchas ganas de ponerme con este libro, pero pensé que lo mejor era hacerlo en una época veraniega para meterme más en ambiente, y eso hice (aunque esté subiendo la reseña a estas alturas).

En este caso, la protagonista es Emily, una adolescente que desde hace un par de años siempre se ha estado acompañada de su amiga Sloane. Es bastante tímida y le cuesta tomar la iniciativa, por lo que tener a su lado a una persona alocada e imprevisible es justo lo que necesita para enfrentar la mayoría de situaciones. El problema llega cuando, de un día para otro, su amiga desaparece y solo deja atrás una lista con tareas que debe realizar y, aunque en otra situación jamás se atrevería a hacerlas, está dispuesta a ello si de esa manera recupera a Sloane.

He de admitir que me esperaba una historia de otro tipo, no me gusta leer demasiado las sinopsis de los libros o informarme mucho sobre ellos porque me pierde bastante la gracia a la hora de leerlos. Cuanto menos sepa, mejor. Quizá por eso tenía en mente que todo sería un poco más "oscuro", que el tema de la desaparición fuera algo más turbio y que no nos centrásemos tanto en vivir un verano diferente.

La trama en realidad se centra en cómo Emily tiene que aprender a hacer las cosas por su cuenta, a madurar y enfrentarse a sus temores, realizar acciones que jamás pensó que haría, en principio sola, pero luego encontrando amigos en el camino gracias a ello. En todo momento tenemos presente a Sloane en pequeños flashbacks, lo que nos hace comprender mejor ciertas situaciones, pero nunca como personaje principal. 

Me ha gustado bastante vivir la evolución de la protagonista, viendo cómo poco a poco era capaz de enfrentarse a más cosas, dar pasos más grandes, cómo su actitud iba cambiando desde la primera hasta la última página. Una de las cosas a destacar también es que me ha parecido muy realista todo lo sucedido, desde su actitud (aunque en ciertas ocasiones me sacase de quicio), hasta la gente con la que se iba encontrando y cómo los planes o las amistades iban surgiendo.

A su vez, también me ha parecido un poco cogido con pinzas el tema de la desaparición, así como la lista que le deja su amiga. Creo que se pueden sacar unas cuantas teorías de todo esto y, personalmente, cuando por fin se resuelve me quedé con cara de "¿y eso es todo?", ya que creo que podía haber dado más de sí.

En conclusión: Desde que te fuiste ha sido una novela que, aunque en algún momento pueda parecer que abarca bastante el tema de la desaparición misteriosa, en realidad se centra más en la superación personal. Bastante entretenida si no buscas un ritmo rápido o un final espectacular.


19 noviembre 2016

Reseña: Bittersweet





Título: Bittersweet
Autora: Melanie Rostock
Editorial: Plataforma Neo
Páginas: 400
Año: 2016
Precio: 16.90
Edición: Tapa blanda con solapas
Cuando has probado lo amargo,
lo dulce sabe mejor.

Bambi sabe qué es ser diferente, incluso su nombre lo es. Sabe qué es sentirse despreciada todos los días por sus compañeros de instituto y no poder hacer nada para cambiarlo. Pero la escritura le da la fuerza que necesita para seguir adelante, porque tiene la certeza de que es buena en algo.
Liam nunca ha tenido una familia normal, y no solo por los problemas económicos. Su padre es agresivo y bebe más de la cuenta, y su madre no quiere ver la realidad. El futuro no parece esconder muchas opciones para alguien como él, aunque en secreto sueña con convertirse en escritor.

Cuando Bambi y Liam se conocen en un taller de escritura, pronto se dan cuenta de que la literatura los une más allá de los libros. Ambos comparten aquello que los salva de caer al vacío, pese a que ella procede de una familia acomodada y él es un chico de barrio. Pero, cuando se trata de amor, pertenecer a mundos opuestos a veces es un obstáculo insuperable...


Los que estáis acostumbrados a leerme ya sabéis que no tengo por costumbre leer sinopsis ya que suelen destripar bastante la trama y a mí me gusta ir lo más a ciegas posible. Este libro me llamó la atención desde que se publicó hace un tiempo en digital, reconozco que no tenía ni la más remota idea de qué trataba, pero algo en él me llamó desde un primer momento y las buenas criticas que recibió entonces ayudaron a que no dejase de interesarme por él. Cuando por fin se publicó en papel, deseé tenerlo conmigo y, por fin, he podido darle una oportunidad.

En este caso, la protagonista es Bambi, una adolescente que suele pasarlo fatal día a día ya que sufre acoso escolar junto a su mejor amiga Connie, ambas son una diana clara para sus compañeros, que no desperdician ni la más mínima oportunidad de humillarlas. En su casa nadie le da importancia al tema y su única manera de evadirse de la realidad es escribiendo, afición que comparte con su amigo Liam, con el que pasa grandes momentos intercambiando historias.

Aunque leyendo la sinopsis pueda parecer que estamos ante la típica novela de romance juvenil entre chico malo y chica buena -que parece llevarse tanto desde hace un tiempo-, os aseguro que no es así. Desde un primer momento nos centramos en el acoso escolar, cosa que va en aumento a lo largo de las páginas, dejando clara la crudeza de una realidad a la que mucha gente no le da importancia. La autora sabe meternos perfectamente en la piel de quién está sufriendo este calvario, la indignación de no haber hecho nada para merecerlo y de que los adultos tampoco muevan un dedo para impedirlo. Es un tema realmente delicado y en este libro se conciencia muchísimo de ello, cosa por la que creo que más de uno debería echarle una buena ojeada.

Por otro lado, también destacan tanto el tema de la escritura -pudiendo leer de vez en cuando los relatos que escriben dos de los personajes-, así como el peligro de las bandas callejeras y, por qué no, también el amor. Como veis, no nos quedamos escasos en temas que tratar y eso ha hecho que la novela me haya resultado muy completa. Engancha mucho y, como bien dice, contiene tanto dosis dulces como amargas. Algo que me ha gustado muchísimo es que me ha resultado totalmente creíble todo lo sucedido, pudiendo meternos en la trama sin dudar que eso pudiera estar pasando, empatizando con los personajes y sufriendo por ellos.

Hubo un momento, que para los que lo hayáis leído ya sabréis de qué os hablo, en el que se me encogió el corazón de tal manera que no era capaz de pasar la página porque sabía lo que iba a suceder justo después y no quería que ocurriera. Aunque echando la vista hacia atrás podíamos haberlo imaginado, no fue hasta ese momento en el que fui totalmente consciente de ello y, como consecuencia, me entró una llorera terrible. Vale, también es cierto que me pilló en un momento sensible, pero hacía tiempo que no me emocionaba tanto leyendo.

La relación entre Bambi y Connie me pareció muy tierna, no me gustaba nada el sufrimiento al que se tenían que enfrentar, sobre todo lo mucho que le estaba costando a la segunda tirar para delante, aunque su amiga intentase ayudarla como podía. Sí es cierto que llega un punto en el que la protagonista se equivoca bastante y, aunque en parte entendía por qué lo hacía, está claro que no era lo correcto. Sobre el tema amoroso, podemos vivir un par de romances, ver cómo lo que parecía imposible al final sucede, aunque en cierto modo decepcionase. También cabe destacar que el tema del sexo no es un tabú y podemos leer alguna que otra escena con ese tipo de contenido. Tampoco puedo dejar de lado el tema de las bandas, el lío en el que se mete uno de los personajes por juntarse con gente que no le conviene, lo que nos lleva a vivir alguna escena desagrable.

En conclusión: Bittersweet es una novela que me ha gustado mucho, con unos ingredientes explosivos acompañados de un realismo que te rompe el corazón a la vez que te regala alguna que otra sonrisa. Desde luego, creo que podría concienciar a mucha gente de algo que está a la orden del día y que no recibe la importancia necesaria. ¡Basta ya de acoso! Escolar, laboral o el que sea, nadie merece que le torturen por ser como es.

14 noviembre 2016

Reseña: Nunca digas nunca





Título: Nunca digas nunca
Autora: Amy Lab
Editorial: Alfaguara
Páginas: 424
Año: 2012
Precio: 15.95€
Edición: Tapa blanda con solapas
Cambiar de país.
         Cambiar de amigos.
                      Cambiar de vida.

Jacq afronta el verano más trascendental de su vida: recuperarse de una gran pérdida, acostumbrarse a una nueva familia, encontrar nuevas amistades y descubrir el amor. Pero, por si fuera poco, se verá también obligada a enfrentarse a un oscuro secreto del pasado que todos a su alrededor tratan de esconder.

El peligro y el amor están más próximos de lo que ella imagina...


Ya hace bastante tiempo que se publicó este libro y siempre me había llamado la atención, pero no fue hasta hace unos meses que pude hacerme con él. En este caso, la protagonista es Jacqueline, una adolescente que acaba de perder a sus padres y que, a causa de esto, se ve obligada a vivir con el único familiar que le queda: su tía. Esto implica mudarse de Estados Unidos a España y empezar una vida totalmente diferente a la que estaba acostumbrada. Allí empezará a hacer amigos y, sin querer, a sentir el amor.

Ya al comienzo de esta historia sabemos que Jacq ha perdido a su familia en un accidente y que ello conlleva a que se mude a un país completamente diferente y lo deje todo atrás. En un principio no se relaciona demasiado con sus parientes, pero no tarda mucho en empezar a hacer amigos. Quizá me ha chirriado un poco que, aunque sí hay momentos en los que nombra a sus padres, no me parece que sea una situación tan "fácil" de llevar; vale, sí, hay ocasiones en las que se comenta lo fuerte que es y lo bien que lo está llevando y, aunque está claro que no queremos pasarnos toda una historia viendo lo deprimida que está la protagonista... lo veo algo muy fuerte como para que quede tan al margen.

Por lo demás... me resultó entretenida, hay una misteriosa muerte oculta relacionada con sus nuevos amigos y pica un poco la curiosidad por saber qué ha pasado, pero a su vez me resultó, en general, todo demasiado previsible. Desde prácticamente el principio supe más o menos lo que había pasado, pero no solo en este caso, también con los líos amorosos que hay entre los personajes. Digamos que no consiguió sorprenderme en ningún momento, todo me parecía bastante lineal, excepto una ocasión en la que parecía que el tema del asesinado había tomado un giro interesante, pero al final todo se resolvió de forma sencilla.

También es verdad que no conseguí empatizar demasiado con ninguno, no es que me disgustasen, simplemente... no me tenían nada especial. Sentía como si en todo momento se intentase conseguir algo, tanto con la trama como con los personajes, que a mí no me daba llegado. Como lo de mudarse a un país nuevo pero que te adapte genial en dos semanas, que su madre fuera medio española y ella solo tuviera un leve acento y que su mejor amiga de allá casualmente fuese mexicana y todos pudieran comunicarse perfectamente. Entre eso y que todo lo que iba a pasar estaba claro desde un principio... me gustó, me entretuvo, pero no me aportó nada más.

En conclusión: Nunca digas nunca me ha parecido una novela entretenida, para pasar el rato y con un ligero toque de misterio que puede llegar a enganchar bastante, pero que a su vez ha pasado por mis manos sin más.

03 noviembre 2016

Reseña: Medio rey





Título: Medio rey   
Saga: El mar quebrado, #1
Autor: Joe Abercrombie
Editorial: Fantascy
Páginas: 384
Año: 2015
Precio: 18.90
Edición: Tapa blanda con solapas

«JURÉ VENGARME DE LOS ASESINOS
DE MI PADRE. SERÉ MEDIO HOMBRE, PERO
PRONUNCIÉ UN JURAMENTO ENTERO
».

Yarvi, el hijo menor del rey, nació con una malformación en una mano que ha llevado a todo el mundo, incluso a su propio padre, a considerarlo «medio hombre». Por eso, en lugar de formarse como guerrero, al igual que el resto de varones de su estirpe, se ha dedicado a estudiar para convertirse en uno de los clérigos del reino. Sin embargo, en la víspera de la última prueba para ingresar en esta poderosa orden de sabios, a Yarvi le llega la noticia de que su padre y su hermano han sido asesinados.
Él es el nuevo rey.

Pero tras una terrible traición a manos de sus seres queridos, Yarvi se encontrará solo en un mundo regido por la fuerza física y los corazones fríos. Incapaz de llevar armadura o de levantar un hacha, deberá afilar y agudizar su mente. Cuando se junta a su alrededor una extraña hermandad de almas perdidas, descubrirá que esos compañeros inesperados tal vez puedan ayudarle a convertirse en el hombre que quiere ser.
 

Aunque tengo varios libros de este autor en mis estanterías, esta trilogía me llamaba demasiado la atención como para no darle prioridad, por lo que finalmente ha sido mi primera toma de contacto con este hombre y reconozco que no me ha decepcionado para nada.

En este caso, el protagonista es Yarvi, un príncipe que nunca se ha sentido como tal, ya que nació con una malformación en una mano que le ha impedido entrenarse como el resto de varones. Esto le ha llevado a decantarse por la clerecía, lo que le alejaría de todo lo relacionado con el trono y la lucha. Hasta que, de repente, su padre y su hermano son asesinados y le toca enfrentarse precisamente a eso que siempre ha evitado.

Estamos ante una historia que engancha desde el primer momento y que tiene como plato principal la venganza, además de contar con capítulos cortos y una letra bastante grande. Yarvi comienza siendo un niño asustadizo con la misión de dirigir un ejército que ni siquiera confía en él, pero un mal giro de los acontecimientos lo lleva a caer en las garras de la crueldad. Allí tendrá que aprender a sobrevivir, a madurar, a fortalecerse y a aprovechar las pocas oportunidades que se le brindan.

En general todos los personajes me han gustado bastante, tanto los buenos como los malos, ejerciendo cada uno su papel, por supuesto. En un libro de este género no podemos renunciar a la crueldad ni a las injusticias, a las muertes inesperadas ni a la falta de piedad. Aunque muchos se dejan en un segundo plano, todos los "acompañantes de viaje" del protagonista me han tenido su encanto, aunque en un principio no pareciera que fuera a ser así. Es curioso cómo puedes tener mala imagen de alguien y que, de repente, la trama pegue un giro que te haga cambiar totalmente de idea.

Así como pienso positivamente de ellos, el prota también me ha gustado mucho. Como dije antes, comienza siendo muy inocente, pero vemos una evolución brutal a lo largo de toda la novela, cómo poco a poco se va curtiendo y cambiando de actitud, dejando bastante atrás al niño que conocimos.

La trama también me ha dejado bastante contenta, no tenía ni idea por dónde iba a tirar ya que suelo evitar leer sinopsis lo máximo posible, por lo que todo ha sido bastante sorpresa, aunque no ha sido hasta el final cuando todo ha pegado un giro de tuerca tremendo y me he quedado con la boca abierta. Si la historia ya me estaba gustando mucho hasta entonces, eso hizo que sumara más puntos.

En conclusión: Medio rey es un principio de trilogía que me ha gustado mucho, con unos cuantos personajes de los que no sabe muy bien qué esperar y que de un modo u otro acabarán sorprendiendo, así como algún giro de trama genial. Sin duda, pronto continuaré con la historia.

23 octubre 2016

Reseña: Sombra de luna




Título: Sombra de luna  
Saga: Los guardianes ocultos, #4
Autora: Rachel Hawthorne
Editorial: La factoría de ideas
Páginas: 256
Año: 2012
Precio: 16.95€
Edición: Tapa blanda con solapas
Han asesinado a un hombre lobo. Y todo
indica que lo ha matado uno de sus semejantes.


La capacidad de Hayden para captar los sentimientos de sus compañeros licántropos le ha hecho la vida insoportable. Decide huir de los Guardianes Ocultos, pero tras unos días, el encantador y misterioso Daniel, un recién llegado a la manada y el único cambiaformas inmune a su poder, la encuentra. Mientras regresa con él a casa a regañadientes, Hayden se da cuenta de que Daniel despierta fuertes sentimientos en ella...
Sin embargo, un sexto sentido la avisa de que él no es quien dice ser. ¿De dónde viene?, ¿por qué nadie lo ha visto tranformarse? ¿Su atractivo guardián es realmente un cazador... y ella es su presa?


Después de no sé cuánto tiempo intentando conseguir este libro y de tenerlo unos cuantos meses esperando en mi estantería, por fin me decidí a poner fin a esta saga.

En este caso, la protagonista es Hayden y, como suele pasar en cada uno de los libros, está a punto de pasar por su transformación y aún no tiene compañero. Pero eso no es lo peor de todo, al parecer hay un ser que está acechando a los Guardianes y que plantea acabar con su vida pronto, por lo que decide huir lejos del campamento e intentar sobrevivir a su manera.

Aparte de esto, Hayden tiene otra cualidad: es capaz de percibir los sentimientos de todos los cambiaformas, excepto los de Daniel, un misterioso chico del que no sabe gran cosa pero que a su vez parece muy interesado en ella.

Como viene siendo costumbre en esta saga, estamos ante un libro que se lee rapidísimo, la trama es sencilla y engancha lo suficiente como para leerla en un suspiro, por lo que es perfecto para esos momentos en los que necesitamos algo más ligero. Pese a esto, creo que este me ha parecido más flojillo que los anteriores, tiene algunos detalles que marcan la diferencia, que le dan cierto toque de originalidad, pero a la vez no pude evitar sentir que la historia estaba medio vacía, como si pudieran haberle metido mucha más chicha de la que realmente tuvo.

Ambos protagonistas me han gustado, quizá más Daniel que ella, ya que ese toquecito misterioso y alguna cualidad especial que vamos descubriendo lo hacen interesante, pero realmente ninguno ha sabido encandilarme. Por otro lado, volvemos a tener a todos los personajes anteriores saliendo como secundarios, lo que hace que se siga manteniendo cierto hilo aunque cambiemos de protagonistas.

En conclusión: Sombra de luna es una novela que me ha resultado, al igual que sus predecesoras, entretenida y muy sencilla de leer. Ideal para pasar un ratito mezclando lo realista con lo paranormal.